Capítulo 11 inducción del parto

Capítulo 11 inducción del parto

La maduración cervical, la inducción y la conducción del trabajo de parto son componentes integrales de la atención perinatal que todo médico debe conocer para poder obtener recién nacidos sanos, sin producir ningún daño a la madre.

El cuello uterino está constituido, sobre todo, por proteínas de la matriz extracelular, colágeno, elastina y glucosaminoglucanos.

Durante el embarazo y el trabajo de parto, el cuello es metabólicamente activo y se encuentra bajo el control de las hormonas reproductivas. El contribuyente más importante al reblandecimiento cervical es la redisposición del colágeno, la elastina y las células musculares lisas, mediado por fuerzas mecánicas y por la acción de las enzimas presentes en el cuello que producen cambios en los glucosaminoglucanos (Troffater, 1991; Leppert, 1995).

Descargar:

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.