El roble ha caído Homenaje a Henry Olcott

El roble ha caído

Esta fue la vida altruista de un hombre que supo vivir y morir por su Ideal y sus semejantes, y que nos legó la gran enseñanza que se haya reflejada en su último mensaje:

“A mis amados hermanos en el plano físico. Os dejo con un hasta pronto. En mi memoria continuad proclamando y enseñando la Fraternidad de las Religiones.

A mis amados hermanos en los planos superiores: Os saludo y vengo a vosotros, y os imploro me ayudéis a enseñar a todos los hombres en la tierra que “no existe Religión superior a la Verdad”, y que en la Fraternidad de las Religiones yace la paz y el progreso de la Humanidad”.

Descargar:

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.