«

»

Jun 16

El tesoro de David – Charles Spurgeon

El tesoro de David

Durante siglos han dado vigor al cansado, aliento al abatido, fuerzas al fatigado… Han sido el agua fresca para el sediento, el rico festín para el hambriento, el fundamento para los edificadores, el camino para el caminante, el descanso para el peregrino… Rebosantes de poesía y canción, se trata de himnos inspirados que captaban la significativa esencia de caminar diariamente con Dios. Voz del cielo que nos recuerda que Dios es nuestro escudo (Salmo 3:3 / 18:35), que Él nos da paz en medio de la aflicción (4:8 / 55:8), que en Dios todo enemigo puede ser vencido (31:8 / 59:9), que las dudas, problemas o dificultades se disipan o resuelven acercándonos a Su Presencia (31:20 / 73 / 140:13).
“El Tesoro de David” supuso una inversión de veinte años de la vida de Spurgeon, y en ella el gran predicador aportó, no solo sus exposiciones versículo a versículo de los Salmos, sino que seleccionó lo que, en su opinión, eran los mejores comentarios de sus predicadores contemporáneos y también de los Padres de la Iglesia, reformadores y puritanos.

Su traducción al español fue iniciada por Samuel Vila, fundador de CLIE y discípulo de Rubén Dubarry, a su vez discípulo de C. H. Spurgeon. Samuel Vila, debido a la guerra y al período de intolerancia religiosa, tan solo pudo publicar un resumen de la obra original.

La obra ha sido continuada, actualizada y ampliada por su hijo Eliseo Vila, quien fuera presidente de CLIE. En la actualidad contamos ya con el primero de los tres volúmenes que conformarán la obra completa, cada uno de los cuales contará aproximadamente con 2500 páginas. El primer tomo contiene los 61 salmos clave más conocidos y predicados, un auténtico “tesoro” de exposición devocional y exégesis bíblica. Se trata de una obra excepcional en muchos sentidos, porque fue un trabajo de gigantes llevado a cabo por el admirado predicador C. H. Spurgeon, y porque continuó ampliándose y actualizándose gracias a la labor de sus traductores y adaptadores, Samuel y Eliseo Vila.

La obra cuenta con aportaciones de comentaristas y eruditos a lo largo de toda la historia de la Iglesia, y entre los modernos se encuentran F. Delitzsch, Hans-Joachim Kraus, L. A. Schökel, Francisco Lacueva o José Mª Martínez. Incluye El Salterio Poético Español del Siglo XVIII, los textos en diferentes versiones bíblicas, referencias al original hebreo, al griego de la Septuaginta y al latín de la Vulgata.
Descargar:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>