Elogio del amor – Alain Badiou con Nicolas Truong

Elogio del amor

Es el nuevo libro del filósofo Alain Badiou que se convierte en un gran éxito de librerías, un fenómeno que ya ocurrió en 2008 con otro trabajo suyo, de análisis político, titulado «¿Sarkozy es el nombre de qué?». Ya en aquel libro se encontraba el germen de este Elogio del amor.

Este «Elogio del amor», en forma de diálogo con el periodista Nicolas Truong, desarrolla, pues, la concepción del amor de un filósofo con claro compromiso social. Para empezar, algo que no le gusta a Badiou es la organización social del encuentro amoroso, la visión segura del amor, el amor protegido contra todo riesgo. Ese tipo de encuentros, le sustrae al amor toda “poesía existencial”. “Hay que reinventar el riesgo y la aventura, contra la seguridad y el confort”, dice Badiou. Luego, frente a la concepción romántica del amor que se centra en el éxtasis del encuentro, la concepción jurídica para la que el amor es un contrato y la concepción escéptica, según la cual el amor es una ilusión, Alain Badiou propone el amor como “una construcción de verdad”. Dice pues: “el amor es un proyecto, que incluye por cierto el deseo sexual pero también mil otras cosas, o sea, cualquier cosa siempre y cuando se trate de vivir una experiencia desde el punto de vista de la diferencia.” Y es éste, probablemente, el núcleo de la concepción del amor de Badiou: es un encuentro entre dos diferencias. Se añade a ello la duración: “un amor es sobre todo una construcción durable”, “una aventura obstinada”. “Un amor verdadero es aquel que triunfa durablemente, a veces con grandes dificultades, frente a los obstáculos que le proponen el espacio, el mundo y el tiempo”, dice el filósofo.

Sin embargo, esta “aventura obstinada” que es el amor no tiene nada de fácil. “No siempre es pacífica”, precisa Badiou, “implica peleas violentas, verdaderos sufrimientos, separaciones que se superan o no”, “hay muertes por amor, suicidios por amor” ya que “una verdad no es algo que se construye como una novela rosa”. “El drama amoroso es la experiencia más clara del conflicto entre la identidad y la diferencia” y “decidir, sobre todo de manera unilateral, el fin de un amor es siempre un desastre.”

Para concluir, esta frase de Sócrates a la que adhiere Alain Badiou plenamente: “quien no empieza por el amor no sabrá nunca lo que es la filosofía.”

 Descargar:

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.